Publicado: 11 de Junio de 2018

Si usted es vendedor, ¿ha pensado alguna vez que ocurre si existe un problema con el contrato de arras firmado?  Pues que ese contrato hay que resolverlo, mientras tanto, usted no podrá vender su propiedad. El contrato de arras puede estar incumplido, pero no resuelto. Y para resolverlo necesitaremos o un acuerdo entre las partes o una resolución judicial.

Ambas soluciones muy difíciles de conseguir. Imagínese decir al  "teórico comprador" que nos tiene que firmar un acuerdo, donde, además de perder las cantidades entregadas en forma de arras, debe perder todos los derechos sobre la vivienda.

Y en cuanto a una resolución judicial, solo pensar en honorarios para los abogados y procuradores que debemos hacer frente nos produce urticaria, por no hablar del tiempo que ha de transcurrir. 

¿Tenemos alguna solución para este tipo de problema? La respuesta es si. 

El arbitraje notarial, con este documento problema solucionado.

¿Quieres saber más? Más adelante profundizaremos es este documento que Self Houses incluye en todas las compraventas en las que interviene.